Pobladores de La Ceiba, al norte de Honduras, se oponen a los racionamientos. - Diario La Tribuna