Violencia sigue cobrando vidas entre transportistas hondureños. - Diario La Tribuna