El próximo presidente afgano, se decide muy despacio en unos hangares de Kabul. - Diario La Tribuna