El papa, preocupado por la violencia en Irak y Gaza y por el brote del ébola - Diario La Tribuna