Callejas: Primero la carreta después los bueyes - Diario La Tribuna