El espionaje alemán ha quedado comprometido por la captura “por error” de llamadas de Hillary Clinton y John Kerry. - Diario La Tribuna