La “parca” persigue a miembros de la familia Terreros y sus empleados - Diario La Tribuna