Los cristianos iraquíes que huyeron al Líbano sobreviven con escasa ayuda. - Diario La Tribuna