El gobierno venezolano descartó que busque racionar las compras de los ciudadanos con el sistema biométrico o de captahuellas. - Diario La Tribuna