Gobierno indio presentó un ambicioso plan para facilitar a 75 millones de familias pobres el acceso a cuentas bancarias hasta 2018. - Diario La Tribuna