Pacientes del hospital público de El Progreso, Yoro, en el norte de Honduras, denunciaron la escasez de insulina. - Diario La Tribuna