LOS QUE DEJARON SOLA A LA PALILLONA TAMBIÉN VIAJARON POR EL MUNDO - Diario La Tribuna