Unos 20 carros blindados habrían sido comprados con fondos del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS). - Diario La Tribuna