El secretario general de la OSCE teme un conflicto congelado en Ucrania. - Diario La Tribuna