La izquierda francesa pierde la mayoría del Senado en una derrota previsible. - Diario La Tribuna