Extraditables, además de llorones, padecen de diabetes - Diario La Tribuna