Hasta el mediodía de este miércoles, los bancos hondureños permanecieron repletos de personas que dejaron para última horas sus transacciones. - Diario La Tribuna