Parece una casa de juguete, pero se ha vendido por 400.000 dólares - Diario La Tribuna