La fiscalía turca atribuye el accidente minero a agua acumulada en galerías. - Diario La Tribuna