Portugal y España muestran a Latinoamérica cómo actuar con enfermedades raras. - Diario La Tribuna