Dos millonarios deciden poner su riqueza al servicio de los más pobres - Diario La Tribuna