En el clausura escualos madrugan para no ser sorprendidos - Diario La Tribuna