Héctor Vargas: Nunca pensé en marcharme - Diario La Tribuna