Estos artistas sobreviven con las contribuciones de los capitalinos. - Diario La Tribuna