El uso de los pulgares en los “smartphone” es capaz de cambiar el cerebro - Diario La Tribuna