Un enfermero alemán confiesa haber matado a 30 enfermos terminales - Diario La Tribuna