En cementerio municipal, no hay espacio para muertos abandonados - Diario La Tribuna