Pese al triunfo sigue la presión - Diario La Tribuna