Dios los cría y el diablo los junta - Diario La Tribuna