Heráclito, solitario y oscuro - Diario La Tribuna