A sus 98 años conserva su alegría y la compañía de amigas de su infancia en Danlí - Diario La Tribuna