El hijo del vicepresidente de EEUU muere de cáncer a los 46 años - Diario La Tribuna