¡La angustia de los pájaros y el vuelo de las palomillas! - Diario La Tribuna