Yo no nací para aguantarle a cualquier desgraciado… - Diario La Tribuna