La extraña enfermedad que hace que una niña se alimente de plastilina, plástico y arena - Diario La Tribuna