Estudiantes bilingües dejan a un compañero por muerto - Diario La Tribuna