Una ‘mancha’ en el Atlántico deja a los científicos desconcertados - Diario La Tribuna