Trabajadora del sexo: “No merecemos tanta discriminación” - Diario La Tribuna