La pantalla de un móvil contiene 30 veces más bacterias que la taza del inodoro - Diario La Tribuna