El presidente que “ordenó” terminar un partido de fútbol por “aburrido” - Diario La Tribuna