Refugiado sirio pasa de vendedor de lápices a próspero empresario - Diario La Tribuna