El destructor más grande del mundo ya está en el agua - Diario La Tribuna