Un apretón de manos entre Santos y Timochenko selló la paz para marzo de 2016 - Diario La Tribuna