La zona oriental un abanico abierto pero sin punta de lanza - Diario La Tribuna