La leyenda, el rey saliente y el mejor vestido - Diario La Tribuna