Las marcas de lujo sufren el efecto de los últimos ataques terroristas - Diario La Tribuna