Feligreses llegan a pagar sus promesas - Diario La Tribuna