EN UN “DOBLE CABINA” LLEGARON MATONES A CLÍNICA PRIVADA - Diario La Tribuna