Un Ferrari se convierte en el carro más caro del mundo - Diario La Tribuna