En Japón: ¿Qué hacen con aparatos inservibles? - Diario La Tribuna